El asalto al palacio de justicia de Colombia de 1985


Gracias! Compartelo con tus amigos!

You disliked this video. Thanks for the feedback!

machineto
Agregado por machineto
3,620 Vistas

Descripcion y ficha

El 6 de Noviembre de 1985 un comando del grupo guerrillero M19 tomó por la fuerza la sede el palacio de justicia colombiano situado en la capital del país, Bogotá. Los guerrilleros hicieron más de 350 rehenes entre magistrados, servidores judiciales, empleados y visitantes. La policía y el ejército colombiano iniciaron una operación que se prolongó hasta el siguiente día para tomar el edificio de las manos de los terroristas que terminó con casi 100 muertos, entre ellos once magistrados, y once personas desaparecidas.

Categoria
Historia
Duracion
1:28:50
Fecha de publicacion
08-08-2017
Caratula
caratula documental El asalto al palacio de justicia de Colombia de 1985
Deja tu comentario
user-avatar
captcha-image
Envia solamente comentarios. Si no ve o no le funciona algun video o necesita ayuda, dudas y demás use el formulario de contacto para que le podamos ayudar o no se publicará y no le podremos ayudar.
Comentarios
  • somosabyayala
    somosabyayala Banned
    Agregado

    discèlpen eso es falso, somos colombianos y estuvimos en esa época en bogotá, el gobierno fue quien se negÓ a negociar!!, no oyeron la voz de los magistrados, no respondieron llamadas. belisario betancourt, el presidente, se negó a negociar. la guerrilla sólo buscaba un juicio político, simbólico,. belisario el haber implementado el iva sobre la gente rasa trajo gran miseria en colombia. su estado de ensoñación y desapego de la realidad durante el incendio y la toma de palacio, su negativa a contestar el teléfono en la llamada de los magistrados pidiendo cese al fuego, estas cosas hacen recordar a nerón escribiendo poesías en el incendio de roma. belisario fue un ser narcisista en extremo, sintiéndose más español que colombiano, dejó una huella de miseria en su país. este artículo debe hacer referencias claras de estos hechos con fuentes verificables, hay por miles, pues sus errores han sido registrados por académicos en abundancia.