speer y hitler

Albert Speer fue el hombre de confianza de Hitler y Ministro de Armamento del Tercer Reich entre 1942 y 1945. Una vez acabada la Segunda Guerra Mundial, fue uno de los jerarcas del régimen nazi enjuiciado por el tribunal de Núremberg y condenado a 20 años de prisión. La llamada tesis inocente-culpable le hizo famoso entre el pueblo alemán. Sus argumentaciones y su teoría defensiva afirmaba la idea de que no supo nada sobre el Holocausto y que, a pesar de su desconocimiento, admitía su culpabilidad de forma indirecta y en contra de su voluntad. Escribió varios libros sobre su vida que se convirtieron en superventas.
Valorado en todos los programas televisivos por periodistas e historiadores, falleció en 1981. Las representaciones ficticias están protagonizadas por actores y actrices del cine y la televisión alemana. Los más destacados son Sebastian Koch, ganador de dos premios Grimme, en el papel de Albert Speer, y Tobias Moretti, que interpreta a Hitler. Ambos infunden el carácter emocional necesario para la historia. Hay escenas que muestran la vida, el juego del poder y la dependencia mutua entre Hitler y Speer, al tiempo que permiten acceder a una visión íntima del autorretrato de Hitler, el principal manipulador de los medios y las masas.