Algunos de los peores asedios de la historia (I)

Se define la táctica militar de un asedio como "un bloqueo militar de una ciudad o lugar fortificado para obligarlo a rendirse". Es un proceso de guerra que es tan antiguo como la misma historia y que continúa hasta nuestros días. Los asedios se describen en la Biblia, en las historias de Homero y en las historias de otros antiguos, como Josefo y Tácito. Durante la Segunda Guerra Mundial, varios lugares del frente oriental de Europa sufrieron asedios épicos, incluidos Stalingrado y Leningrado. Este última ciudad soviética resistió un asedio de casi 900 días, uno de los más espantosos de la historia.

La guerra de asedio a lo largo de la historia ocurrió en todos los continentes del mundo. Algunos terminaron en el exterminio del enemigo después de que se rindieron, con todos los hombres y niños asesinados y las mujeres esclavizadas por sus conquistadores, como en algunos de los asedios descritos en la Biblia. Otros terminaron con la victoria de los sitiados, aunque a costos asombrosos. Muchos incluyeron brotes de enfermedades devastadoras, como tifus, viruela y cólera. Estos son algunos de los asedios más largos de la historia y cómo alteraron para siempre la región en la que tuvieron lugar.

 

1- El asedio de Ceuta, 1694-1727

A finales del siglo XVII, la ciudad de Ceuta en el norte de África era un enclave portugués, aunque su población era mayoritariamente morisca. Durante el período de unión hispano-portuguesa (1580-1640) su población fue gradualmente dominada por los españoles. En 1694, los moros de Muley Ismail, como parte de su creciente resistencia al dominio español, atacaron las afueras de la ciudad. Fue el comienzo de un asedio que duró más de treinta años, la operación militar más larga de este tipo en la historia moderna. Las fuerzas españolas, portuguesas y marroquíes se involucraron en una serie de conflictos que finalmente atrajeron tropas holandesas, británicas y francesas y llevaron a la conquista inglesa de Gibraltar como base mediterránea.

Ceuta fue arrasada casi por completo por un asedio largo y en su mayoría inútil, y la influencia de los portugueses virtualmente eliminada de la región. Finalmente, los moros capturaron la ciudad. Tras la muerte de Muley Ismail, las luchas internas de sus hijos por las propiedades y la riqueza de su padre llevaron a los moros a abandonar la ciudad a los españoles. En gran parte reconstruida, Ceuta es una ciudad española autónoma de aproximadamente 9 kilómetros cuadradas rodeada por Marruecos, el Atlántico y el Mar Mediterráneo. Desde el prolongado asedio de finales del siglo XVII y principios del XVIII, ha disfrutado de una existencia principalmente pacífica y es una comunidad cosmopolita y culturalmente diversa en el siglo XXI. Es el hogar de españoles, marroquíes y otros afrodescendientes, que incluyen cristianos, musulmanes y judíos.

2- El asedio de Candia, 1648-1669

Candia (la actual Heraklion, Creta) resistió un asedio de más de dos décadas por las fuerzas del Imperio Otomano, defendido por tropas y barcos venecianos y los legendarios Caballeros de Malta. Las fuerzas otomanas ocuparon la mayor parte de Creta en 1648, como parte de su expansión hacia el Mediterráneo occidental. Las fuerzas venecianas se opusieron a ellos. Durante el asedio de veinte años de la capital de Creta, Venecia encontró su poder e influencia menguados y la católica Francia y España se convirtieron en los principales oponentes de los musulmanes. Las tropas francesas acudieron en ayuda de los venecianos en Candia, pero en 1669, después de 21 años de derramamiento de sangre, Candia se rindió a los otomanos.

El asedio es notable como uno de los primeros episodios registrados del uso de la guerra bacteriológica. Los católicos venecianos planearon atacar a los musulmanes otomanos utilizando un suero extraído de los órganos internos de las víctimas de la peste. Los comandantes venecianos esperaban debilitar las fuerzas otomanas lo suficiente como para hacer que levantaran el asedio. El plan fue descubierto por investigadores en 2015, aunque no hay evidencia de que se hubisese llevado a cabo. Los Caballeros de Malta lucharon durante el largo asedio, aunque sin éxito, y su menguante influencia y poder se hizo evidente con la victoria otomana. Candia permaneció bajo control otomano hasta finales del siglo XIX.

3- El asedio de Thessalonica, 1422-1430

Durante la expansión del Imperio Otomano en Europa occidental, Venecia experimentó un declive de poder en la región mediterránea, al igual que el Imperio Bizantino. En 1422, el control bizantino de la ciudad de Tesalónica fue amenazado por los otomanos, y las consideraciones políticas colocaron el control y la defensa de la región en manos de los venecianos. Los venecianos resistieron los ataques y redadas de las fuerzas otomanas durante los ocho años siguientes, a pesar de perder casi el 95% de la población de la ciudad. El asedio contó con ataques de facciones rebeldes dentro de la ciudad, así como los de los otomanos.

Cuando los otomanos finalmente capturaron la ciudad por asalto a fines de marzo de 1430, las tropas conquistadoras disfrutaron de tres días de saqueos, violaciones y esclavización de los civiles sobrevivientes. Los monumentos antiguos fueron destruidos, las iglesias saqueadas y las bibliotecas y otras pruebas culturales destruidas. Las antiguas iglesias cristianas se hicieron mezquitas. Solo unos 2.000 residentes civiles de la ciudad sobrevivieron al asedio, en su mayoría fueron convertidos al Islam por sus conquistadores. La ciudad permaneció en manos otomanas hasta que los griegos la capturaron durante la Guerra de los Balcanes en 1912.

4- El asedio al monasterio Solovetsky, 1668-1676

El Monasterio Solovetsky, fundado por monjes rusos en 1436, ocupaba una posición de importancia estratégica en la bahía de Onega en la región del Mar Blanco. En 1668, durante un período de disensión y agitación dentro de la jerarquía de la Iglesia Ortodoxa Rusa en el que el gobierno zarista impuso la centralización, se rebelaron unos 500 monjes. El deseo zarista de imponer el feudalismo dentro de la iglesia y en toda Rusia llevó a las tropas, conocidas como Streltsy, a llegar en junio de 1668 para reprimir a los monjes rebeldes, que contaban con el apoyo de los campesinos locales. Los monjes simplemente se encerraron en el monasterio fortificado, negándose a permitir la entrada de los Streltsy. Los campesinos locales e incluso algunas de las tropas zaristas mantenían a los monjes abastecidos de alimentos.

Durante ocho años los monjes resistieron el asedio del monasterio, ampliando incluso sus defensas mientras estaban sitiados. A finales de 1675, un monje traicionó a sus compañeros rebeldes, revelando una forma para entrar en el monasterio previamente desconocida para los sitiadores, y las tropas zaristas entraron en el vasto complejo, matando a la mayoría de los ocupantes. De los aproximadamente 500 monjes y sus familias dentro, solo unos 60 sobrevivieron. El monasterio fue utilizado más tarde por los comunistas como parte de los gulags soviéticos. Hoy en día, es una vez más un monasterio, restablecido como tal después del colapso de la Unión Soviética, aunque alberga menos de una docena de monjes y sirve principalmente como un sitio histórico y museo.

5- El asedio de Trípoli, 1102-1109

El asedio de la ciudad de Trípoli se refiere a la ciudad libanesa de ese nombre, no a la ciudad y puerto libios. Fue asediado por los cruzados bajo el mando de Raimundo IV de Toulouse, que construyó una fortificación masiva fuera de la ciudad, conocida como Mons Peregrinus (Montaña del Peregrino). La presencia de la fortaleza impidió que los alimentos y otros artículos llegaran a Trípoli, y en el transcurso de los años siguientes, las fuerzas tripolitanas y las de sus aliados realizaron repetidos ataques contra las tropas francas que ocupaban las fortificaciones. En uno de esos ataques, en septiembre de 1104, Raymond sufrió heridas graves. Se demoró hasta febrero antes de morir, período durante el cual negoció una tregua con los líderes musulmanes de la ciudad.

El acuerdo fue ignorado por los sucesores de Raymond al mando de los cruzados, y en julio de 1109, una fuerza franca reforzada salió de su fortaleza en la montaña y asaltó la ciudad debilitada. Los defensores musulmanes fueron derrotados y, en celebración de su victoria, los cruzados saquearon a fondo la ciudad, exiliando a los pocos supervivientes que no esclavizaron. Trípoli permaneció en manos de los cruzados durante los siguientes 180 años, convirtiéndose en un importante productor de seda. También suministró cítricos y azúcar a Europa. Hoy en día, Trípoli es la tercera ciudad más grande del Líbano, con una población principalmente musulmana, aunque todavía se mantienen algunas iglesias erigidas por los cruzados.

6- El asedio de Gibraltar, 1779-1783

Gibraltar estuvo en manos de los británicos en 1779, año en el que la Guerra de Independencia de los Estados Unidos se convirtió en un conflicto global. La ocupación británica del territorio conocido como La Roca fue una espina clavada en el costado de los españoles, y cuando España se movió para apoyar a los revolucionarios en América del Norte, eligió recuperar la fortaleza y el puerto en la entrada al Mediterráneo. La resistencia británica al asedio incluyó arriesgadas incursiones al puerto por parte de barcos de la Royal Navy y, a pesar de varios períodos de grave escasez sufridos por las tropas y los marineros, los británicos continuaron resistiendo los esfuerzos españoles para que dalieran de Gibraltar.

En 1782, después de no poder capturar Gibraltar durante casi tres años, los españoles recibieron ayuda de sus aliados franceses, quienes asumieron el mando de las operaciones. Los franceses no tuvieron más éxito que los españoles. El asedio de 43 meses y medio de duración fue el más largo jamás soportado por el ejército británico en toda su larga historia, y con el apoyo inquebrantable de la Royal Navy, prevalecieron sobre sus atacantes. Gibraltar ha permanecido en manos británicas desde entonces y sirve como una importante base naval estratégica. A pesar de su condición de Territorio Británico de Ultramar, España continúa reclamando el Peñón como español en el siglo XXI.

7- El asedio de Xiangyang, 1267-1273

En 1268, un ejército mongol de unos 100.000 hombres, apoyado por una flota de más de 5000 barcos, intentó capturar las ciudades gemelas de la dinastía Song de Xiangyang y Fancheng. Ambas ciudades Song estaban fuertemente fortificadas, y los mongoles optaron por rodearlas con posiciones fortificadas, haciéndolas someter gradualmente de hambre. Los mongoles desconocían la gran cantidad de suministros almacenados anteriormente en las ciudades, que resistieron a sus enemigos durante años. Los defensores también encontraron un medio para protegerse a sí mismos y a las murallas de las ciudades de los proyectiles lanzados por las catapultas mongolas. Formaron redes para atrapar los proyectiles, en lugar de permitirles golpear sus estructuras.

Ambas ciudades finalmente cayeron en manos de los mongoles en 1273, después de varios años de asedio. Sus pérdidas aceleraron el fin de la dinastía Song y extendieron la influencia mongola al sur de China. Las dos ciudades se convirtieron en una a lo largo de los siglos, conocida hoy como Xiangyang, un importante centro de fabricación. Una parte de la muralla de la ciudad que resistió a los ejércitos mongoles en el siglo XIII aún se conserva. El asedio fue notable por su prolongada resistencia a las fuerzas mongolas y por las numerosas bajas sufridas por ambos bandos, así como por el uso de un instrumento de guerra relativamente nuevo: la pólvora.

8- El asedio de Tenochtitlan, 1521

Aunque no fue uno de los asedios más largos de la historia, pocos tuvieron un impacto de mayor alcance en el futuro del mundo que la conquista española del Imperio azteca. Culminó con la caída de Tenochtitlan, la capital azteca, luego de un asedio de mayo a agosto. Los conquistadores españoles bajo el mando de Hernán Cortés eran solo una pequeña parte del ejército victorioso, que estaba compuesto en su mayoría por aliados nativos, incluidos guerreros de Tiaxcala, Texcoco, Mixquic y otros pueblos que durante mucho tiempo los aztecas habían subyugado. Ayudados por una epidemia de viruela, que diezmó al pueblo azteca, el asedio terminó con una completa victoria española y el establecimiento de un imperio en el Nuevo Mundo que catapultó a España a potencia mundial.

Tras el colapso de las defensas aztecas y la caída de la ciudad, los aliados nativos se vengaron masacrando a sus enemigos. Los españoles no interfirieron en los continuos ataques contra los aztecas, y aldeas y pueblos enteros fueron destruidos en el genocidio que no perdonó a mujeres y niños. Hasta un cuarto de millón de aztecas, guerreros, civiles, mujeres y niños, murieron como resultado de la conquista, mientras que las bajas españolas fueron alrededor de 100. Las secuelas del asedio vieron la destrucción completa de la cultura azteca, y el establecimiento de una nueva ciudad sobre los restos arrasados de su capital. Hoy se la conoce como Ciudad de México.

Esperamos les haya gustado la lectura, próximamente continuaremos con el listado de estos históricos asedios.

Deja tu comentario
user-avatar
captcha-image
Envia solamente comentarios ,comentando haras que desaparezca la publicidad de abajo a otros usuarios además de participar y enriquecer la web. Si no ve o no le funciona algun video o necesita ayuda, dudas y demás use el formulario de contacto para que le podamos ayudar o no se publicará y no le podremos ayudar.
Comentarios
Animate! Se el primero en comentar este documental! y con ello enriquece la web y elimina la publicidad de abajo para todos.