Grandes empresas y los nazis (II)

Fanta: Nació en la subsidiaria Alemana de Coca Cola durante la Segunda Guerra Mundial

 

Fanta, uno de los productos más populares de Coca-Cola, se vende hoy día en 188 países. Fue inventada y fabricada por primera vez en la Alemania nazi durante la Segunda Guerra Mundial. Su historia comienza en los años previos a la Segunda Guerra Mundial, cuando la mayor historia de éxito internacional de Coca-Cola era su sucursal alemana, Coca-Cola Deutschland (Coca-Cola GmbH). Los alemanes amaban la Coca-Cola y la consumían a tal ritmo que año tras año se establecieron ventas récord en el Tercer Reich. La rama alemana floreció bajo el director estadounidense Ray Powers, y continuó floreciendo bajo su sucesor, Max Keith, después de que Powers murió en un accidente automovilístico en 1938. Para cuando estalló la Segunda Guerra Mundial en 1939, el gigante de los refrescos tenía 43 plantas embotelladoras y más de 600 distribuidores locales.

La guerra interrumpió esa historia de amor entre los alemanes y Coca cola. Keith le comunicó a la empresa matriz que intentaría mantener las operaciones en funcionamiento en Alemania, pero algunos ingredientes clave para producir Coca-Cola solo se podían obtener en el extranjero. Eso fue un problema, porque Alemania fue en general aislada del comercio exterior por la Royal Navy británica. Sin acceso a ingredientes clave para favricar Coca-Cola la producción comenzó a detenerse en las plantas embotelladoras de la empresa.

Sin embargo, la interrupción no duró mucho, ya que Coca-Cola Deutschland buscó un refresco alternativo a la Coca-Cola, utilizando ingredientes nacionales fácilmente disponibles. Después de un poco de prueba y error, se les ocurrió un nuevo refresco hecho con los restos de otras industrias alimentarias, como la fibra de manzana de las prensas de sidra y el suero, un subproducto del queso. Como edulcorante, la empresa utilizó inicialmente sacarina, antes de obtener el derecho a utilizar un 3,5 por ciento de azúcar de remolacha en 1941. Si bien la Fanta estándar de hoy es una bebida de naranja, no había un sabor estándar durante la Segunda Guerra Mundial, ya que la empresa utilizaba las frutas que estaban disponibles en el momento.

El nuevo refresco recibió su nombre cuando Max Keith celebró una sesión de lluvia de ideas con sus subordinados para pensar en algo pegadizo. Keith instó a sus empleados a usar su imaginación (fantasie en alemán), y uno de ellos, un vendedor llamado Joe Knipp, dijo "¡Fanta!" Fanta demostró ser lo suficientemente popular entre los alemanes durante la guerra, vendiendo más de tres millones de cajas en 1943, para mantener las plantas de la empresa en funcionamiento y sus empleados ocupados.

Contra el mito de que Coca-Cola dirigió las operaciones durante la guerra, los ejecutivos de la empresa matriz en Atlanta habían perdido contacto con Coca-Cola Deutschland y no sabían si Keith trabajaba para ellos o para los nazis. No obstante, aunque la sede de la empresa matriz no controló ni dirigió a Keith durante la guerra, sus acciones salvaguardaron los intereses de la empresa en Alemania durante ese período.

Después de la guerra, una investigación sobre las acciones no supervisadas de Keith durante el conflicto concluyó que no había sido un nazi, a pesar de haber sido presionado para unirse al partido. Keith, un hombre honorable, se abstuvo de hacerse cargo de las operaciones de la empresa para sus propios beneficios, cuando fácilmente podría haberlo hecho. En cambio, mantuvo cuentas meticulosas y entregó las ganancias, así como la nueva bebida, Fanta, a Coca-Cola después de la guerra.

 BMW: Los propietarios de eran amigos cercanos de Hitler

 

Desde su fundación, Bavarian Motor Works, o BMW, ha sido conocida por sus automóviles de lujo de alta calidad y, hasta 1945, por sus motores de avión. La empresa, que en la actualidad produce automóviles y motocicletas de lujo, es una multinacional con plantas en Alemania, Estados Unidos, Reino Unido, China, India, Brasil y Sudáfrica. Menos conocido es que sus principales accionistas, la familia Quandt, eran amigos cercanos y admiradores de Hitler y los nazis.

Después de que un documental de televisión en 2007 sacara a luz revelaciones sobre las actividades de la empresa en la Alemania nazi, el imperio de la familia Quandt lanzó una investigación que llegó a conclusiones preocupantes sobre el pasado nazi de BMW. En pocas palabras, el patriarca de la familia Quandt, Gunther Quandt, y su hijo Herbert, estuvieron en la primera linea del régimen nazi.

Para su mérito, la generación actual de Quandt, a diferencia de la mayoría de las otras empresas con vínculos nazis, finalmente se limpió y se abstuvo de eludir el problema o endulzar las cosas. Encargaron a un respetado historiador alemán que investigara el pasado de la empresa y le permitieron un libre acceso a los archivos de BMW y la familia Quandt. El resultado fue un informe de 1200 páginas, que concluyó que “Los Quandt estaban vinculados inseparablemente con los crímenes de los nazis… El patriarca de la familia era parte del régimen”.

Entre otras cosas, los Quandt se beneficiaron del "Programa de arianización" de los nazis, que despojó a los judíos de sus propiedades y las entregó a los alemanes aprobados por el nuevo régimen. Aprovechando su amistad con Hitler y sus excelentes conexiones nazis, los propietarios de BMW se hicieron cargo de docenas de negocios que fueron confiscados a judíos y entregados a los Quandt.

Tan decisivo fue BMW y los Quandt para el ejército del Tercer Reich que Hitler nombró a Gunther Quandt Wehrwirtschaftsführer, o "Líder de la Economía de Defensa". Durante la Segunda Guerra Mundial, al menos 50.000 trabajadores esclavos de los campos de concentración trabajaron en las empresas familiares BMW y Quandt para fabricar armas y cumplir los contratos de armamento. Muchos de los trabajadores esclavos murieron a causa de las inhumanas condiciones laborales. Algunos por accidentes evitables, algunos por negligencia, algunos murieron de hambre y otros fueron ejecutados por infracciones laborales.

La próxima semana seguiremos con las dos siguientes grandes empresas operativas hoy día con relación con el régimen nazi.

Deja tu comentario
user-avatar
captcha-image
Envia solamente comentarios. Si no ve o no le funciona algun video o necesita ayuda, dudas y demás use el formulario de contacto para que le podamos ayudar o no se publicará y no le podremos ayudar.
Comentarios
  • fendi
    Agregado

    muchs gracias por tomarte el tiempo de escribir este tipo de artíulos con los que podemos aprender cosas tan interesantes.