Medicina en guerra, el oro rojo

Gracias! Compartelo con tus amigos!

You disliked this video. Thanks for the feedback!

avatar usuario
Agregado por machineto
1,254 Vistas

En junio de 1944, los aliados desembarcaron en la costa de Normandía. Transportaban neveras que contenían miles de litros de un preciado fluido: la sangre humana. Ésta será la mayor operación de transfusión de sangre de la historia. Por primera vez, una extraordinaria logística permite el transporte de cientos de miles de litros de sangre desde Nueva York a Londres para ser transfundidos una semana más tarde a soldados americanos o británicos en las playas de Normandía.

Los médicos trabajaron en unas condiciones extremas y avanzaban siguiendo los pasos de los combatientes. Practicaban transfusiones en la arena, atrapados entre la marea que subía y el fuego de la artillería. No habría sido posible sin sangre humana, ese líquido frágil y perecedero, más valioso que un metal precioso. Gracias a este oro rojo, miles de soldados que en guerras precedentes habrían muerto salvaron la vida. Detrás de esta acción se escondía una operación logística de gran envergadura.

Las transfusiones estuvieron prohibidas durante siglos. Las raras tentativas realizadas con sangre de cabra tuvieron unos resultados desastrosos. Solo algunos cirujanos importantes y algunos aprendices de brujo se atrevían a practicarla. Los experimentos con transfusiones comenzaron a desarrollarse en la Primera Guerra Mundial. En situaciones desesperadas los médicos realizaban transfusiones de sangre sin realizar test sanguíneos. Será en la Segunda Guerra Mundial cuando la sangre donada llegue a las zonas de guerra. En Estados Unidos, un país en el que los negros y blancos viven separados, no será hasta 1942 cuando la Cruz Roja acepte la sangre de los negros, aunque separada.

El cirujano canadiense Norman Bethune, partidario de la medicina social y defensor de su gratuidad para todos, tuvo la idea de equipar camionetas con instrumental médico, reservas de sangre y neveras. Había nacido el primer servicio móvil de transfusión. Bethune es conocido por sus servicios en tiempo de guerra, en especial por la intervención de sus unidades médicas durante la Guerra Civil española en 1936. La población española respondió masivamente al llamamiento para donar sangre. En Barcelona y Madrid aparecieron los primeros bancos de sangre.

Lo que sucedió en España hizo que se generalizase el uso de sangre conservada en los países en paz. Los ejércitos de todos los países empezaron a incluir las reservas de sangre en sus logísticas. Cada ejército se preparaba para la guerra almacenando reservas. El problema al que se enfrentaban durante la Segunda Guerra Mundial era la condición perecedera de la sangre. En Estados Unidos, el científico Charles Drew tuvo entonces una idea brillante: en vez de enviar sangre entera, que es muy perecedera, iban a enviar plasma, uno de sus componentes. En el kit se incluía una aguja, goma y suero fisiológico para reconstruir el plasma. A continuación se sellaban herméticamente y los kits estaban listos para partir al combate. Durante siglos, derramar sangre por la patria había significado morir por ella. Por primera vez, todos podrían dar sangre por la patria sin perder la vida.

Categoría
Historia
Palabras Clave
la noche tematica, segunda guerra mundial
Duración
52:41
Fecha de publicacion
02-02-2016
Caratula
Medicina en guerra, el oro rojo

Deja tu comentario

captcha-image

Comentarios

Animate! Se el primero en comentar este documental