Los cazadores de nazis: 7- El angel de la muerte

Gracias! Compartelo con tus amigos!

You disliked this video. Thanks for the feedback!

avatar usuario
Agregado por machineto
11,863 Vistas

Joseph Mengele experimentó con adultos y niños en el campo de concentración de Auschwitz. Era uno de los objetivos más importantes de los cazadores de nazis y durante muchos años fue uno de los criminales más buscados del mundo.

Simon Wiesenthal, la comisión de crímenes de guerra de las Naciones Unidas e incluso el Mossad se consideraban sus cazadores, pero ninguno de ellos tuvo éxito. A Wiesenthal le faltaban recursos. Los investigadores oficiales cometieron varios errores y Mengele se les escapó de las manos en dos ocasiones. El Mossad, por su parte, prefería concentrarse en Eichmann.

Después de la guerra, los ganadores literalmente contaban con millones de prisioneros que investigar. Entre ellos había 22 personas llamadas Josef Mengele. Debido a que la búsqueda estaba destinada al único “Ángel de la Muerte” de Auschwitz, él simplemente desapareció de la vista de todos en un campo de prisioneros de guerra norteamericano. Una vez fuera de éste, Mengele tuvo la posibilidad de escapar gracias a la organización de huída nazi conocida como Odessa.

Sin embargo, uno de sus perseguidores no se rindió. Durante la guerra, Simon Wiesenthal había estado prisionero en campos de concentración en dos ocasiones, pero se las había ingeniado para ser liberado del primero gracias a una especie de colaboración. Fue capturado nuevamente un año más tarde y consiguió sobrevivir porque los guardias necesitaban prisioneros que cuidar para evitar ser enviados a la lucha en el frente oriental. Sus captores lo obligaron a marchar a través de Alemania a medida que avanzaba el ejército rojo y finalmente fue liberado, casi moribundo, por el ejército de los Estados Unidos en mayo de 1945. Wiesenthal se estableció entonces en los Estados Unidos y se dedicó a investigar los crímenes de guerra. El método que utilizó para rastrear a Mengele consistió en seguir todas las pistas, incluso las más oscuras y disparatadas. En primer lugar llegaron los documentos legales que registraban el divorcio de Mengele. Era un trámite que difícilmente podría realizar un hombre muerto. Luego Wiesenthal revisó periódicos de todo el mundo en busca de nombres poco usuales, o de avistamientos de alemanes en lugares poco habituales, como por ejemplo las pequeñas ciudades de América del Sur. Wiesenthal llevó un registro meticuloso de todos los avistamientos de Mengele. Sospechaba que estaba siendo protegido por una fundación nazi bien organizada y no le faltaba razón. Según se creía, el ex piloto de Stuka, Hans Rudel, lo mantenía a salvo en Paraguay. Rudel era un nazi no reconocido y un exitoso hombre de negocios. Eventualmente, Wiesenthal lo persiguió hasta Buenos Aires, aunque la policía argentina se rehusó a colaborar con él.

El Mossad también operaba en Buenos Aires, aunque su objetivo principal era Eichmann. Rastrear dos nazis parecía ser demasiado arriesgado y por ello le dejaron marchar. Mengele huyó a través de la frontera con Paraguay gracias a una red de ex-nazis. Más tarde fue perseguido por Wiesenthal hasta Brasil, en donde conoció en secreto a su propio hijo. En varias oportunidades, los “Vengadores Judíos” trataron de apresarlo, e incluso en una ocasión descubrieron que se había escapado en pijama por una ventana. En otra ocasión, un policía brasileño afirmó que le había disparado. Sin embargo, todo resultó ser una mentira. Mengele siempre logró escapar.

Mengele se ahogó en América Latina en 1979.

Categoría
Historia
Palabras Clave
los cazadores de nazis, nazis
Duración
49:19
Fecha de publicacion
03-05-2011
Caratula
Los cazadores de nazis: 7- El angel de la muerte

Deja tu comentario

captcha-image

Comentarios

  • marmota de agua
    Agregado

    Pues valla concepción de excelencia que tienes usted jaime .

  • jaime
    Agregado

    Excelente Documental.