Los cazadores de nazis: 6- El nazi bueno

Gracias! Compartelo con tus amigos!

You disliked this video. Thanks for the feedback!

avatar usuario
Agregado por machineto
11,831 Vistas

Los crímenes de Speer incluían el uso y la organización del trabajo esclavo en los campos de concentración y la extensión de la guerra por su obsesión por desarrollar una máquina de guerra nazi.

Fue perseguido por dos grupos. La Comisión de Crímenes de Guerra de las Naciones Unidas y el Informe Estratégico de Guerra de los Estados Unidos. En éste último grupo se encontraban el economista JK Galbraith y el veterano comerciante de armas Paul Nitze. Ambos eran perseguidores altamente competentes, que tenían el permiso de las máximas autoridades para mantener a Speer lejos de las manos de los investigadores de crímenes de las Naciones Unidas. Persiguieron a Speer hasta encontrarlo después de la guerra en una casa de campo y fue extensamente interrogado. Él le proporcionó a los norteamericanos información detallada de la efectividad de los bombardeos norteamericanos. Esta información resultó clave para el departamento de inteligencia y dio forma a la estrategia de los Estados Unidos durante la Guerra Fría. Cuando la historia salió a la luz pública, generó una gran controversia debida a las sospechas de que los norteamericanos habían sido benevolentes en el juicio contra Speer a cambio de su cooperación.

Una vez que terminó el interrogatorio con los norteamericanos, Speer fue entregado a las Naciones Unidas. En un principio negó tener noticias sobre los crímenes nazis, aunque el caso se fue formando gradualmente debido a que como Ministro de Guerra, era bien sabido que había utilizado el trabajo esclavo y que se había beneficiado de éste en campos de concentración como el de Auschwitz. En una jugada que sorprendió a sus propios co-defensores, Speer admitió la gran mayoría de sus crímenes. Este acto de aparente arrepentimiento provocó que el jurado lo condenara únicamente a prisión en lugar de a pena de muerte. Existe mucho material acerca de Speer debido a la ambigüedad moral de sus aliados.

Después de salir de prisión, Speer se promocionó a sí mismo como el “nazi bueno”, por ser el único que había admitido sus errores. Sin embargo, mientras avanzaba su vida, comenzó a jactarse de haber sido un nazi de gran importancia. Podría decirse que en lugar de darse a conocer por su arrepentimiento e indulgencia, se las ingenió para salir adelante vendiendo sus conocimientos.

Categoría
Historia
Palabras Clave
los cazadores de nazis, nazis, speer
Duración
49:52
Fecha de publicacion
25-04-2011
Caratula
Los cazadores de nazis: 6- El nazi bueno

Deja tu comentario

captcha-image

Comentarios

Animate! Se el primero en comentar este documental