Los cazadores de nazis: 3- Justicia al estilo SAS

Gracias! Compartelo con tus amigos!

You disliked this video. Thanks for the feedback!

avatar usuario
Agregado por machineto
12,919 Vistas

Tres ex-oficiales de la Gestapo son buscados en Francia: Hans-Dietrich Ernst, Heinrich Neuchtschwanger y un oficial conocido como Dr. Rohde, por ejecutar a cuatro espías con una inyección letal. Ernst y Neuchtschwanger habían matado a 31 soldados de la S.A.S. (Servicio Aéreo Espacial británico) durante una misión secreta, la Operación Loyton.

El Equipo de Investigación de Crímenes de Guerra del S.A.S. estaba liderado por el Mayor Eric Alistair 'Bill' Barkworth. El S.A.S. se encargaba de cazar secretamente a los oficiales de la Gestapo. En aquel entonces se decía que preferían “buscar a su zorro en secreto” y eso era lo que hacían. Barkworth realizaba su trabajo junto con la ex-jefe de Operaciones Especiales, Vera Atkins.

Treinta y un agentes del S.A.S. desaparecieron víctimas de la malograda Operación Loyton. Pero no había ni pistas ni cuerpos. Y el asunto no olía bien.

Bill Barkworth era el oficial de la inteligencia del S.A.S y como tal lideraba a un equipo de seis hombres. Su vice-comandante en aquella época era Fred ‘Dusty’ Rhodes. La primera pista apareció cuando soldados franceses comenzaron a cavar en la región de Gaggenau, cerca del campo de concentración Rotenfels. Allí, se desenterraron varios cuerpos que fueron identificados como hombres del S.A.S. No existía duda alguna de que habían sido asesinados.

El equipo de Barkworth se mudó entonces para la región de Moussey, en la Alsacia, cerca de la base de la Operación Loyton. Barkworth fue conducido hasta una zanja común, en donde 140 franceses fueron reunidos y ejecutados en venganza por colaborar con el S.A.S. Entre los cuerpos también se encontraron ocho oficiales de la S.A.S.

Las pistan apuntaban hacia Hans-Dietrich Ernst y Heinrich Neuchtschwanger. Ellos habían dirigido el Einsatzkommando de la Gestapo, un destacamento de misiones especiales y habían recibido órdenes directas del Füehrer para matar a los agentes infiltrados.

Comienza así una larga cacería. Con la Alemania dividida en zonas controladas por diferentes aliados victoriosos, muy pronto Barkworth y sus hombres localizaron a sus blancos en los territorios controlados por los rusos y los norteamericanos. La acción suscitó tanta polémica que Barkworth recibió órdenes de detener las investigaciones. Este hombre, sin embargo, aseguró los recursos necesarios para continuar la cacería en secreto. Ellos habían trabajado con la ex-jefe de Operaciones Especiales, Vera Atkins, que buscaba a cuatro mujeres desaparecidas en la misma zona.

Con la ayuda de Barkworth, Vera encontró testimonios que mantenían que las mujeres habían sido asesinadas por un tal Doctor Rohde, en el campo de prisioneros de Natzweiler, junto con algunos de los 31 agentes del S.A.S. desaparecidos.

Lo que continuó fue justicia al estilo del S.A.S. Si uno de sus objetivos corría, le disparaban y nadie hacía preguntas. Durante años, la persecución continuó después de la guerra y Barkworth acabó localizando a los ejecutores sobrevivientes de la Gestapo y los condujo hasta los tribunales.

Categoría
Historia
Palabras Clave
los cazadores de nazis, nazis
Duración
49:02
Fecha de publicacion
03-04-2011
Caratula
Los cazadores de nazis: 3- Justicia al estilo SAS

Deja tu comentario

captcha-image

Comentarios

  • Enrique
    Agregado

    aparece desabilitado, re-subelo porfa! ;D