La noche tematica: El glamour de Hollywood

Gracias! Compartelo con tus amigos!

You disliked this video. Thanks for the feedback!

avatar usuario
Agregado por machineto
1,993 Vistas

El trabajo de los diseñadores de vestuario tuvo un impacto emblemático y fue esencial, en el glamour de Hollywood entre los años 20 y 50. El vestuario se utilizaba de forma totalmente premeditada. Un nombre que siempre nos sugiere glamour es el de Elizabeth Taylor. Su gran talento y un rostro perfecto la convirtieron en superestrella mundial en los años 50. Esta Noche Temática incluye los siguientes títulos: 'Glamour' y 'El rostro de Elisabeth Taylor'.

1. Glamour

El vestuario es la pieza central de la puesta en escena en películas como “Los caballeros las prefieren rubias”, “La dama de la Trinidad”, “Los pájaros” “Toda la banda está aquí” o ”El expreso de Shangai”, detrás descubrimos el trabajo de los principales diseñadores de vestuario: Travilla, Jean-Louis, Edith Head, Adrian y Travis Banton.

La elegancia de Jean-Louis se basó en la caída de los tejidos, utiliza satenes pesados, tejidos que transmiten cierta pesadez, pero que confieren dibujo. Su trabajo lo podemos ver en “La dama de la Trinidad” o “Imitación a la vida”. Edith Head, trabajaba mucho en los trajes de chaqueta, como los que lució Tippi Hedren en “Los pájaros”, también vistió muchas veces a Cary Grant y Fred Astaire.

Travis Banton, “Toda la banda está aquí” o “El expreso de Shangai”, habla de la condición fatal de la mujer. Hay algo en él fundamentalmente barroco. También prestó mucha atención al velo, un elemento esencial del glamour. Una prenda facial, que permitía crear relieves en el rostro, resaltar los ojos o un pómulo. Como ejemplo “El expreso de Shangai”, interpretado por Marlene Dietrich.

Adrian, “Mujeres o Historias de Filadelfia”, es el más moderno de todos. Creó un vestuario para el cine, que podía utilizarse en la vida cotidiana, en la vida real. Y terminamos con Travilla, que es el más provocador de todos. El más erótico. Disfrutamos de sus diseños en “Los caballeros las prefieren rubias” con Marilyn Monroe.

Los cinco tienen estilos diferentes, pero con sus diseños producen glamour, y convierten en objetos de deseo a estrellas del cine como: Marilyn Monroe, Rita Hayworth, Greta Garbo, Marlene Dietrich, Lana Turner, Ava Garner o Katherine Hepburn entre otras.

Existe un lenguaje de vestuario en el cine, aunque éste no es siempre fácil de comprender. Tanto la utilización del vestuario, como de los colores, suele estar codificado culturalmente. Si tomamos como ejemplo “Gilda”, (Diseño de vestuario Jean Louis), el vestido sin tirantes formaba parte del encanto de Rita Hayworth. Ella realiza en el escenario un estriptis que consiste en quitarse unos guantes largos, algo que nos dice mucho acerca del sistema de valores, de lo que era posible y lo que no era posible en Hollywood en los años cuarenta. Pero está hecho de una forma muy sensual, el vestido sin tirantes, brillante y ajustado, contribuye a esa atmósfera de sensualidad.

Si hay un color, por encima de todos, que encarna el glamour, es sin duda el rojo. Pero fue el blanco y negro quien capturó la esencia del glamour de las estrellas de cine de los años treinta y cuarenta, y de las grandes películas clásicas del Hollywood.

2. El rostro de Elizabeth Taylor

Elizabeth Taylor fue estrella de Hollywood desde los nueve años, y en dos ocasiones recibió el codiciado Oscar a la mejor actriz. Sus ocho matrimonios fueron sonados. Elegante y apasionada de las joyas, fue una de las primeras celebridades en formar parte de la jet set y en ser acosada por los paparazzi. Sería la primera actriz en ganar un millón de dólares, con su papel de Cleopatra, la primera en lanzar un perfume y la primera en encabezar una marcha por los afectados por el sida. Fue una pionera y un icono. Sus ojos color violeta la convirtieron en una de las mujeres más bellas de todos los tiempos

Su gran oportunidad llegó cuando fue elegida para protagonizar el largometraje "Fuego de Juventud" en 1944, sólo tenía 12 años. Película que lanzó a la joven al estrellato. Con sólo dieciocho años de edad, ya había rodado una docena de películas.

Elizabeth Taylor fue una niña estrella de la Metro Golden Mayer. El estudio controlaba todo, incluso le eligió sus dos primeros maridos. En 1950, cuando acababa de cumplir dieciocho años, Elisabeth protagonizó junto a Spencer Tracey la comedia El padre de la novia. El estudio decidió que la película podía tener aún más éxito si Elizabeth se casaba también en la vida real, como lo hacía en la ficción. Y encontraron el marido perfecto para ella, Nicky Hilton. Él la insultaba y maltrataba, su matrimonio sólo duró seis meses.

La prensa criticó la brevedad del matrimonio de Elizabeth con Nicky, así que la MGM le buscó rápidamente un sustituto: el actor inglés Michael Wilding. De pronto, la imagen que ahora reflejan las revistas era de Elizabeth con dos hijos pequeños en el regazo y un esposo satisfecho en su papel de hombre hogareño. Tras cuatro años de matrimonio, Elizabeth se separa de su segundo marido, Michael Wilding.

Hacia mediados de la década de los cincuenta, no era feliz haciendo películas en la Metro, no le gustaba el control que el estudio había ejercido sobre sus dos primeros matrimonios. Entonces conoció a alguien que prometió liberarla de los estudios. Mike Todd era productor de Hollywood, quería hacer películas con ella y también casarse con ella. Los Todd fueron los precursores de la “jet set” y eran los niños mimados de la prensa.

La felicidad de Elizabeth fue completa cuando tuvo a Liza, la hija de Mike Todd, en agosto de 1957; pero pronto les golpearía la tragedia. Cuando el avión de Mike se estrelló, en algún punto de Arizona, y él murió en el acto. Elizabeth tenía veintinueve años cuando enviudó quedándose con tres niños pequeños. Al poco tiempo, Liz empezó un idilio con un hombre casado, el mejor amigo de su difunto esposo. De la mañana a la noche Liz pasó de tener toda la solidaridad de la opinión pública por haber perdido a Mike a ser una destroza hogares. En el plazo de un año, Liz y Eddie decidieron actuar con decencia y se casaron; sería su cuarto marido.

En 1961 Liz gana un Oscar a mejor actriz por “Una mujer marcada”. Elisabeth era un bien codiciado. Acababa de ganar un Oscar y por fin estaba libre del contrato con el estudio. Así que, cuando la Fox le pidió que interpretara a Cleopatra, ella exigió un millón de dólares.

Durante el rodaje de Cleopatra, sorprendió al mundo cuando inició un apasionado y adúltero idilio con Richard Burton. Los dos estaban casados cuando iniciaron su relación. El periodismo sensacionalista, surgió aquél año, en 1961 o 1962, en Roma, con Elizabeth Taylor y Richard Burton. Cuando concluyó el rodaje empezaron su nueva vida juntos. Las imágenes captadas por los paparazzi, se extendían por todo el mundo.

Fue una de las parejas más polémicas de Hollywood. Peleas, escándalos y borracheras marcaron la relación de diez años. 16 meses después de su separación, la pareja se volvió a casar en 1975, esta vez su relación duró sólo un año.

Elizabeth Taylor dijo que los tres grandes amores de su vida habían sido Mike Todd, Richard Burton y las joyas. Su pasión por las joyas era célebre en todo el mundo.

En 1966 gana su segundo Oscar a mejor actriz por ¿Quién teme a Virginia Woolf? Película en la que sorprendió a todos por su gran interpretación de Marta, una mujer vieja, alcohólica y con sobrepeso.

Elizabeth Taylor fue nombrada Dama del Imperio Británico por la reina de Inglaterra en el año 2.000. Su ajetreada vida personal y sus éxitos profesionales marcaron toda su vida. La actriz de ojos violeta nos dejó en el 2011 a la edad de 79 años.

Categoría
Arte y cine
Palabras Clave
la noche tematica
Duración
1:40:17
Fecha de publicacion
18-02-2015
Caratula
La noche tematica: El glamour de Hollywood

Deja tu comentario

captcha-image

Comentarios

Animate! Se el primero en comentar este documental